Hace un par de meses le pedí a uno de mis clientes que me asesorara en la compra de un dispositivo móvil, y lo hice porque tiene una gran experiencia en compras On Line y porque sabe de tecnología, además que es chino y los chinos siempre buscan los lugares donde hay descuentos, no sé cómo lo hacen, pero, siempre encuentran esos sitios.

Compré mi equipo con la asesoría de él y me ha salido de maravilla la experiencia, además que lo recomendé a otro de mis clientes cuando me pidió un concepto sobre el mismo equipo que compré y también lo adquirió, qué bien se siente que le crean a uno.

Pues el  «boca a boca» no ha pasado de moda, y es la mejor publicidad que se pueda hacer, ya que los contactos más cercanos son nuestros amigos, familiares, clientes, etc. Toda empresa triunfa ó fracasa de acuerdo a las referencias que se tengan de ella en el mercado. Y más ahora que hay un mercado global en donde la información viaja de un lugar a otro en cuestión de segundos.

Un tuit, un post en Facebook ó una grabación de un vídeo se vuelve viral en cuestión de segundos y minutos, por lo que la reputación se ha vuelto un tema de gestión oportuna.

La próxima vez que atiendas a un cliente, escribas un post para Facebook ó para cualquiera de tus redes sociales ten en cuenta que te están viendo y que puedes estar de «boca a boca» en cualquier momento, ya sea para bien ó para mal.

 

Anuncios