Conozco un dicho judío que dice: “Cuando entres a un restaurante que visita mucha gente, primero, observa el baño, si está bien, la comida es buena, sino sal corriendo de ahí”.

Un atributo que está directamente relacionado con la marca de un producto o servicio es su imagen y prestigio, mas conocido como el packaging o aspecto exterior, vestimenta, presentación, etc…, esto lo menciona Schneer en su libro: Tú eres tu propia marca.

Y sin temor a equivocaciones, el baño es uno de los servicios en un restaurante que es de vital importancia. Si se pasa por alto este tema, los clientes no volverán.

La gran mayoría de veces los consumidores, tratan de no entrar en los baños de un restaurante, porque su experiencia en ellos no ha sido muy grata.

Es importante hacerles el mantenimiento diario a estos, teniendo un programa de limpieza a fondo, ya que son identificados como una carta de presentación abierta y el público no estima en hacer sus críticas mas severas.

Pisos limpios, paredes limpias, grifos limpios, sanitarios limpios y tener los insumos necesarios para el uso común como toallas higiénicas, jabón y recipientes para la basura, son de vital importancia en ellos.

Anuncios