directorio telefónicoCaminé, caminé y caminé en busca de un directorio telefónico para buscar la dirección de un almacén en Barranquilla.

Entré a una tienda, no había. Entré en un centro de copiado, NO HABÍA. Entré a una droguería, NO HABÍA.  

Hasta que por fin llegué a un sitio donde me facilitaron un directorio del 2014, no encontré la dirección que buscaba, pero, me sirvió para encontrar la competencia de ese almacén.

Es increíble cómo se está incrementando la necesidad del buscar información en la internet hasta una simple dirección. Donde llegaba me decían “búscalo en la internet” y lo “necesario” que es tener datos en el celular.

Pero, sobretodo el estar bien posicionado con dirección y teléfono en esa extensa selva como lo es la internet. Ya hasta con la herramienta Google Maps se pueden encontrar no solo las direcciones de negocios sino también la de amigos y familiares, hasta chismosear un poco.

Estamos a las puertas ó ya entramos en lo que será “todos saben de todos” como si estuvieramos viviendo en un barrio de 10 casas, dicen por ahí, “pueblo pequeño, infierno grande”. Pueda ser que tanta información andando por ahí no sea perjudicial para algunos.

Bueno, el tema era hablar del directorio, me parece que ya muy poco lo encontraremos en los próximos años, ese mamotreto de más de 450 páginas incluyendo las amarillas y con publicidad en su interior de los diferentes entes que pautan, tanto persona natural como jurídica. Será reemplazado por los celulares, tablets y dispositivos electrónicos que estén ON LINE.

Se acabó el directorio?

Anuncios