todo bien todo bien
Mi padre es periodista, en uno de esos días en que anda buscando noticias en la Gobernación del Atlántico, se encontró con Carlos El Pibe Valderrama, uno de los jugadores más importantes de la selección Colombia con carácter que creo que le hace falta a la selección de hoy en día un hombre como ese.

Se encontró con él en uno de los elevadores del edificio, ahí lo entrevistó, una conversación de unos 4 minutos, pero, mi papá se dio por satisfecho no más con solo encontrarse con esa figura legendaria y cruzar un par de palabras con él.

Bueno, por qué hablar del Pibe, porque, como jugador o figura pública deportiva tuvo que hacerse a una marca personal, no solo su larga cabellera amarilla, sino también esa frase tan popular que más de uno la ha usado en Colombia porque se la escuchó al Pibe: “Todo bien, Todo bien”. Y se la tiró a mi papá en esa entrevista de 4 minutos. Nos quedó para el recuerdo.

Se la volví a escuchar en una entrevista hace unos días en uno de los canales deportivos nuevos en Colombia, en ese diálogo reveló de dónde salió esa frase. Resulta que en un partido contra Medellín, perdieron, al terminar el juego, como siempre los periodistas tratando de entrevistar a los jugadores salta uno a la cancha y le pregunta al Pibe:

– Pibe, cómo estuvo el partido?

– Todo bien, todo bien.

Ahí nace la famosa frase que le ha dado la vuelta al mundo y que hizo famoso al Pibe en cada lugar donde lo entrevistaban y más cuando las cosas no marchaban bien. Una marca personal que lo acompaña hasta hoy.

Anuncios