la marca estupido

Hablando un poco de elecciones, que hemos vivido los colombianos en estos días. Recordamos al brillante estratega James Carville, quien fuera el director de la campaña política de Bill Clinton en las elecciones de 1992, tenía en su escritorio garabateado en un pizarrón las palabras: “La economía, estúpido”.

Muchos analistas y asesores en publicidad, recomiendan a aquellos directores ejecutivos que deberían hacer lo mismo, para que no se les olvide el rumbo y para qué están ahí, deberían tener un pedazo de papel colgado en la pared que diga: “La Marca, estúpido”

Anuncios